¿Por qué nos gusta tanto practicar sexo?

¿Por qué nos gusta tanto practicar sexo?

El sexo es algo fundamental para todo ser humano. Somos seres sexuales, es así.

En nuestro cuerpo, quien más disfruta de cualquier acto sexual no es el pene o la vagina. No. Es el cerebro. Él es el culpable de que lo pasemos tan bien al masturbarnos o al hacer el amor. En el cerebro surgen las emociones, los sentimientos y por supuesto las respuestas sexuales como el placer, cuyo punto máximo es el orgasmo.

Y todo porque el cerebro y el sistema nervioso central ponen en marcha una serie de mecanismos que hacen que nos sintamos así de bien. El practicar sexo aumenta, por ejemplo, el nivel de oxitocina, la llamada “hormona del amor”, que favorece aspectos relacionados con el placer, pero también con la confianza, la sociabilidad, la empatía, etc.

Esta sensación de bienestar afecta a nuestro estado emocional y físico. El placer físico hace que nos encontremos mejor psicológicamente y eso hace que nos encontremos mejor físicamente. Es una rueda que una vez que se pone en marcha no queremos que pare.

Lorena y Mario.

Deja una respuesta