Poner los cuernos es lo contrario a ser swinger

Poner los cuernos es lo contrario a ser swinger

Cuando hablamos de tener sexo fuera de la pareja no nos referimos a “relaciones extramatrimoniales”, vamos, lo que de toda la vida se ha llamado “poner los cuernos”. No, todo lo contrario.

El concepto swinger lleva consigo un acuerdo mutuo de los miembros de la pareja por igual. Los dos deciden qué hacer y qué no hacer con otras personas. Cómo, dónde y cuándo. Todo ha de ser totalmente acordado y aceptado por ambas partes, bajo las premisas de la comunicación, la confianza y el compromiso. Es decir, todo lo contrario a mentir y engañar.

Las normas han de ser claras y aceptadas básicamente para evitar futuros problemas en la pareja. Esto es importante, al fin y al cabo lo que se busca es fortalecer y disfrutar de tu relación de pareja.

Se puede acordar hacer un trío con un hombre, con una mujer, quedar con otra pareja, con varias, cada uno por su cuenta… etc. También hay que dejar claro si se puede llegar a tener sexo con penetración, quedarse en besos y caricias, practicar sexo oral o no… O puede que solo tener sexo con tu pareja mientras otra pareja hace lo mismo al lado. Las posibilidades son muchas pero el acuerdo debe ser único.

Mientras queden las cosas claras entre todos no habrá ningún problema en el futuro y se podrá disfrutar plenamente del momento presente.

Lorena y Mario.

Deja una respuesta